Actualización de stocks de lithops y sedums 15/05              Ir a la tienda   

logo Un erizo en mi jardín
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
gymnocalycium mihanovichii variegados de diferentes colores y tamaños

¿Cómo sembrar semillas de Gymnocalycium mihanovichii variegata?

Lanzarnos a la siembra de semillas siempre es un proceso gratificante, laborioso y complicado y más aún si hablamos de los preciosos Gymnocalycium variegados.

Gymnocalycium damsii variegata

Para tener el mayor éxito necesitamos recrear unas condiciones óptimas para que las semillas germinen, por ello, nuestro propósito con este tutorial es ayudaros a conseguirlo.

PASOS:

 

1. Condiciones medioambientales

Debemos asegurarnos que contamos con unas condiciones óptimas para la siembra que sean lo más parecidas posibles a estas:

Humedad: lo más cerca posible del  100%

Temperatura: alrededor de 20ºC durante la noche y unos 25ºC durante el día

Ventilación: mantener los semilleros en un lugar sin corrientes de aire

Luz: deben de recibir entre 13 y 16 horas diarias de luz, pero nada de sol directo

Edad de las semillas: la tasa de germinación es inversamente proporcional a la edad de la semilla, por lo que nuestras semillas provienen de la recolección del año anterior o del año en curso.

Sustrato

Al mantener una humedad del 100% en los semilleros pueden aparecer hongos y/o algas por ello es conveniente usar un fungicida en el agua de riego para evitar el problema de hongos. Las algas solo afectan visualmente al semillero.

Cuando limpiamos las semillas les aplicamos fungicida para evitar que puedan contener hongos.

Se debe de usar un sustrato acido que sea permeable al agua y al aire y de estructura fina, hay varias opciones de parte mineral que se pueden usar en los semilleros como pómice, arena volcánica, perlita, zeolita… además es adecuado usar un “topping” en la parte superior del semillero para que las semillas encuentren un buen apoyo y evitemos que salgan demasiadas algas.

Siembra

Llenamos la maceta del tamaño adecuado a la cantidad de semillas a sembrar y presionamos bien para que el sustrato quede compacto y colocamos alrededor de 5mm de topping, regamos la maceta con fungicida (siempre diluido según las instrucciones de la etiqueta en agua).

Después colocamos las semillas encima del topping lo mejor posible teniendo en cuenta el diminuto tamaño de las mismas y con cuidado ponemos una fina capa de arena de silicie de un milimétro y con un spray de agua aplicamos ligeramente en la superficie para humedecer las semillas.

¡¡¡ Tenemos descendecia!!!

La espera es dura, y mucho, pues los pequeños gymnocalycium pueden tomarse su tiempo hasta que decidan nacer, puede ser una semana o un año, nunca se sabe con ellos, además como podréis comprobar son tan pequeñines que puede que ni siquiera te hayas dado cuenta de que están ahí.

Además al reproducirlos por semillas y aunque intentamos siempre hacer la mejor selección de padres no todas las plántulas son variegadas, tan solo una pequeña proporción se parecerá a papa y a mama y el resto serán como sus tí@s, verdes o morados.

Según vayan germinando las semillas tendremos que decidir si esperar a que todas hayan nacido o por el contrario ya tenemos una tasa satisfactoria de éxito ya que tendremos que empezar a bajar la humedad de nuestros semilleros y darles más aireación.

Deberás prestar especial atención a los semilleros en su primer invierno ya que al ser pequeños no es conveniente dejar que pasen demasiado frío, con lo que un lugar templado será una excelente elección.

Puedes comprar nuestra selección de semillas en el siguiente enlace:

Semillas Gymnocalycium mihanovichii ‘Variegata’

gymnocalycium mihanovichii variegados de diferentes colores y tamaños